sábado, 10 de noviembre de 2007

Programas municipales de incentivo a la lectura. Las tres fases de la lectura… ver, leer, disfrutar

El “acto de leer”, y más aún leer libros de literatura, dentro de nuestra sociedad se añade como un hecho raro al saco de lo “Otro”. Es decir, a aquel recipiente donde va todo aquello que nos es diferente, diverso, empezando por la multi/pluri/interculturalidad que nos define como guatemaltecos y siguiendo, después por las diferencias físicas y emocionales que nos distinguen a cada uno.

En nuestro ámbito, leer libros de literatura, especialmente, no conlleva solamente la meta de crear un contacto afectivo con los objetos llamados libros, sino también el desarrollo de habilidades psicomotrices, así como el alargamiento del imaginario, la creatividad, la imaginación y la fantasía en los potenciales lectores, sean estos niños, jóvenes o adultos. Asimismo, la lectura de libros de literatura funciona como píldoras contra el olvido. Nos ayuda a cimentar nuestra memoria histórica y personal, lo que a su vez nos da una luz sobre el sentido de la vida y nos sirve también, como medio para construir un nuevo espacio de actuación social ciudadana y responsable.

Por otro lado, en el contexto de posguerra que vivenciamos actualmente, las secuelas del conflicto armado interno han sido muy profundas y todavía a pesar de la firma de los Acuerdos de Paz Firme y Duradera en diciembre de 1996, estamos lidiando con ellas a través de la creación y emprendimiento de campañas, proyectos y programas de corto, mediano y largo plazo en todas las instancias gubernamentales y municipales, cuyos resultados nos auxilian a mermar las causas y consecuencias de las relaciones interpersonales deterioradas, el desmoronamiento social y la violencia institucionalizada, por ejemplo.

De ahí que, desarrollar programas de incentivo a la lectura en los espacios abiertos de la Ciudad de Guatemala nos posibilita trabajar en la reimplantación y reimplementación de aspectos relacionados a valores como la tolerancia, colectividad y solidaridad, así como fortalecer los valores humanos entre los vecinos de la ciudad. Además, queremos salientar que realizar este tipo de programas en áreas abiertas conlleva en sí una gran responsabilidad social. Responsabilidad que como Municipalidad de Guatemala a través de la Dirección de Desarrollo Social se cumple llevando a cabo programas culturales y sociales por toda la urbe e intentando con ello hacer de la capital un lugar digno para vivir.

Las actividades de incentivo a la lectura y prácticas colectivas se desarrollan a través del Programa “Redignificación Ciudadana” y se llevan a cabo en la Avenida Simeón Cañas, zona 2, Cerrito del Carmen, zona 1 con el programa “Sendero del Arte” (domingos 10:00 a 14:00 horas) y en la Ludoteca MóvilJuguemos a jugar” es un proyecto multicultural que propicia el encuentro creativo con la literatura, la música, el cine y el arte en general. (15 días en cada zona de la ciudad). En estos espacios podemos ver como los chicos y chicas se acercan a los libros, los miran de reojo, se atreven a tocarlos y, algunos hasta morderlos. Toda vez entran en confianza, se llevan el libro y lo comienzan a hojear, luego a leer.

Además de los libros, en estos espacios, se ofrecen juegos tradicionales: cuerdas, trompos, yoyos; juegos de mesa: damas, oca, backgamon, uno, dominós, etcétera; y clases de pintura y dibujo y ajedrez para personas de todas las edades. En la Ludoteca se ofrecen también talleres de marionetas, confección de cuadernos artesanales, origami, manualidades y otros. Por otro lado, es una propuesta que se dirige al público infanto-juvenil y se proyecta hacia la formación de padres, maestros, bibliotecarios y otras personas interesadas en la educación. Los materiales que se ofrecen ayudan a construir alternativas pedagógicas para que los niños crezcan como lectores, escritores y sujetos de lenguaje desde el comienzo de su vida y que encuentren en ellos alternativas de expresión, comunicación, placer y diálogo.

De ese modo, al poner en contacto a las personas con el capital cultural al que, muy raras veces, tienen acceso, estamos haciendo ciudadanía, estamos contribuyendo a construir valores, orgullo por lo nuestro. Repetirlo domingo a domingo, semana a semana, hara que los libros hagan parte de su cotidianidad. La esperanza que alimentamos es que éstos sean lo bastante seductores para que atraigan lectores y éstos, al mismo tiempo, se enamoren de ellos para siempre.

1 comentario:

Planificacion Estrategica Municipal dijo...

Le feliito por el BLOG y la informacion que brindan al visitante, deseara saber mas sobre los proyectos con los cuales tienen cotacto o bien desarrollan, pueden visitarme en el BLOG:

http://planificacionestrategicamunicipal.blogspot.com

O bien a traves de mi corre

planificacion.municipal@gmail.com

Gracias

D.Sc. Marvin Melgar Ceballos
Consultor Internacional
Planifiacion Estrategica Territorial