martes, 25 de noviembre de 2008

El encanto que producen los libros...


Antonio, un niño de siete años de edad, limpiabotas, que entre sus ratos de descanso del trabajo (porque tiene que sacar Q30.00 diarios, apróximadamente US$4), se va a la Biblioteca Francisco Fuentes y Guzman, de la Antigua Guatemala, a un costado de la Iglesia San José, a leer libros. Aunque no sabe leer aún, o sea decodificar la grafía, cuando le gusta algo, le pide a Jaime, el bibliotecario, que le saque una fotocopia y se la lleva a su casa para pintarla.
A este chico lo conocí por casualidad y me encantó la cara de sorpresa que ponía cuando veía los libros y conforme iba pasando las hojas trataba de contarme lo que veía. Ahora, la esperanza que queda, es que Antonio, vaya a la escuela el próximo año y aprenda a leer, leer, lo que llega hoy a hojear... tomara!

No hay comentarios: